Café, conversación...

Café, conversación...

miércoles, 17 de junio de 2009

¡Que nos suben el tabaco!

Hay noticias que viajan a velocidades que no me atrevo ni a adjetivar. Me viene Luisete esta mañana, recién levantado. Que había escuchado en la radio que suben el tabaco. "¿Qué vas a hacer, Auggie?", me dice.

Como si uno pudiera hacer algo más que quejarse. Veinte céntimos la cajetilla más vendida. Bueno, diecinueve, para que no sea tan grande el efecto. ¡Qué poca vergüenza!

Soy poco amigo de los impuestos -como casi todos-, pero hoy me quejo por lo cutre de la decisión. El pobrecillo que lleva cuatro horas aguantando al jefe y que sale a la calle a fumarse un pitillo, a pagar más. Y que no se le ocurra usar un Zippo, que también suben la gasolina.

Ahora viene el Gobierno y, como esos atracadores de poca monta, te dice "¿me dejas diecinueve céntimos para coger el autobús, que no me llega?". ¡Que se compren un revolver y se vayan a asaltar a un camino!

Y como se les ocurra gastar mis impuestos en mal cine español, se van a enterar.

4 comentarios:

snake dijo...

¡manos arriba! ¡esto es un atraco!

abulico dijo...

Cada día me siento más maltratado por el gobierno. No sé que se creen. Por que no se bajan ellos los sueldos? si yo quiero fumar es cosa mia.

De todas formas, los fumadores por puro placer sobreviviremos a esto!

saludos auggie!!!

Beauséant dijo...

lo del tabaco es una hipocresía o es malo malisimo de la muerte y entonces se prohíbe, o es como mascar chicle y entonces se permite (siempre que se moleste al resto de personas).. Mientras eso no se aclare el tabaco será la excusa perfecta para pagar el cine, la casa real y lo que se te ocurra...

CMQ dijo...

pues no dejé de fumar con la prohibición y no pienso dejar de hacerlo con las (en plural) subidas de precios. Ya podían buscar otros "remedios" para la crisis...
Un abrazo, Auggie...