Café, conversación...

Café, conversación...

lunes, 1 de diciembre de 2008

¡Vaya personajes! - I -


La historia de Ruiz, el Chispas

Añadir imagen
Algunas personas, y yo lo siento por ellas, no dan demasiado de sí. Ruiz, el Chispas, es una de esas. El Chispas tiene unos treinta tacos y es uno de esos tipos a los que no se les conoce oficio ni beneficio; va y viene por la ciudad, entra en el estanco, compra mucho tabaco, da media vuelta, se sienta en un banco, fuma, se levanta y camina, fuma, un chato de vino, fuma, y a comer. En esencia, algo por el estilo. Pues resulta que este Chispas se mueve de una forma extraña, como dando brincos, y esto es consecuencia del suceso que le valió el apodo.

Tendría unos dieciseis cuando ocurrió. Por aquellos tiempos, el Chispas empezaba a conocer las bondades del sexo opuesto, y solía llevar siempre consigo su mejor sonrisa y su mejor caña de pescar cada vez que salía con sus amigos. Poco tiempo antes de Navidad, "El chispas" comenzó a salir con una chica bien mirada por todos, pero las semana fueron pasando, y ella se comportaba de manera indulgente, lo que aventuraba el fin de la relación.

Y un buen día, todo se fue al garete. El Chispas, realmente dolido por la pérdida de su maravillosa muchacha, salió de casa una mañana de enero, y deambuló por las calles, como hace ahora. Cuanto más andaba, más negro lo veía todo. En un intento desesperado por hallar alivio, el chaval decidió quitarse la vida trepando a una torre eléctrica. Pero eso también le salió mal, y cuando iba por la mitad, un fuerte latigazo le recorrió el cuerpo y cayó. La descarga no le mató, aunque se rompió las dos piernas. El Chispas pasó dos meses en un hospital y otro más aprendiendo a andar. 

Y es que hay gente que no da más de sí, y que hasta para suicidarse tiene mala suerte. 






10 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Jobar, buena historia la de "El Chispas", lo malo es que no le dieran una paga por invalidez al 33%, entonces quizás le hubiera salido la jugada...

Laura dijo...

Tu lo has dicho, ¡vaya personajes!, aquí por los "sures" decimos de esos tipos que "no son de más carnes"...

MaRiELa dijo...

Pobre hombre! no tuvo nada de suerte!!!
Y en cuanto a lo que me comentaste en el blog, yo también creo que a veces las cosas se confiesan mejor sobre un papel. Uno se encuentra consigo mismo y a veces se pregunta cosas de las que no quiere una respuesta. Además... es barato! jajaja!

Nos hablamos
besos
maru...

Evemary dijo...

¿y de qué vivía si no daba palo al agua'¿de dónde sacaba fondos para comprar tabaco?

Desde Barna con amor dijo...

interesante historía... puedes leerla y quedarte solo en la historía en si del "Cispas" una persona como describes no con "muchas luces" y un poco "autómata" bebe, fuma, anda, respira...

Pero intento suicidarse, no?... eso no me parece corriente y bulgar como creo das a entender y seguro que ese hombre llamado "El Chispas" además de fumar también pensaba y sería consciente quizás de su mundo rutinarío... no se, intentar suicidarse puede ser tanto síntoma de estupido como de génio, supongo que depende de quién lo intente.

Por otro lado, la chica bien vista por todos vosotros se fijo en él, no?... eso es síntoma de algo, quizás nadíe hablo profundamente con el chispas, quizás nadie le pregunto ¿cómo estas?, o quizás si... no se, esta historía puede quedar reducida a lo que cuentas o puede dar mucho más, es depende en el estado de anímo en que la escribas y en que la leas.

saludos eva

danae rain dijo...

yo conozco alguno de esos Chispas, concretamente los mandatarios de mi town. Pero esos no se retiran y mucho menos se quitan de enmedio

Beauséant dijo...

joop, y yo pensando que era electricista... es extraño, pero esas personas muchas veces sólo necesitan una motivación, una chispa (perdón por el chiste) que les ponga en el camino correcto.. el problema es que ese impulso rara vez llega, cierto.

Capitana dijo...

Hay gente que ya nace con la mala suerte impresa en su destino, y cuando pasa algo bueno, es para que luego ocurra algo peor, luego dicen que el destino no existe.

Sólo faltaba que encima hubiese repetido curso (cosa probable) o perdido el trabajo o algo así.

Tumulario dijo...

"Y es que hay quien hasta para suicidarse tiene mala suerte"

Pues vivir, fumar, beber, comer y todo esto sin trabajar no es mala situación.

Rick dijo...

Estoy seguro de que el chispas preferiría haberse quedado con la chica, formar una familia y tener un trabajo.

Debajo de mi casa hay un parque. A veces salgo al balcón y observo a los "chispas": solitarios, encorvados, brick de don simon junto al banco...Intento imaginar qué ha llevado a cada uno a esa situación. Una mezcla de mala suerte y malas decisiones, supongo. O quizá ellos se han dado cuenta de lo absurda que es en verdad la vida (yo me di cuenta hace tiempo pero intento fingir lo contrario).