Café, conversación...

Café, conversación...

sábado, 8 de noviembre de 2008

Triste, solitario y final


"Hasta la vista, amigo. No le digo adiós. Se lo dije cuando tenía algún significado. Se lo dije cuando era triste, solitario y final."

"El largo adiós", Raymond Chandler

1952

8 comentarios:

abulico dijo...

Las despedidas nunca son eternas, siempre te puedes volver a encontrar con esa persona en otro punto del camino.

Saludos auggie!!!

Laura dijo...

¡Ay Chandler, Chandler...qué maravilla!

SOL dijo...

Creo que no existe el adiós definitivo!!! Enalgún momento .. enalgún lugar inesperado... las almas se reencuentran!!! Besos cielo ... muy bello post!!! Feliz finde!!!

Zadala dijo...

El libro queda apuntado automáticamente.
Yo creo que sí hay despedidas definitivas. Y tanto que las hay... y lo peor es que en el momento no seas consciente.
Saludos.

eme dijo...

Yo tengo ese libro en inglés

Capitana dijo...

Para bien o para mal, uno no puede decir adiós para siempre, aunque sólo sea por el recuerdo, el cuál a veces es lo más vivo que nos queda de una persona.

Nikaperucita dijo...

Y los adioses que se dicen plenamente conscientes de que van llenos de significado... O_o
Ainch, que si duelen.

Duncan de Gross dijo...

...Y el cuadro de Hopper para acompañar en su punto, genial...