Café, conversación...

Café, conversación...

miércoles, 26 de noviembre de 2008

El agente del gran Bob II (Una historia de Hollywood)


Y una mierda. Tú no puedes tener ese cliente. No, a mí no me engañas, Ari. Siempre fuiste un timador. ¿Crees que porque vengas con ese traje y con manicura francesa me voy a creer que representas a Bob DeNiro? Que te jodan, Ari.

Tú siempre confiando, ¿eh? Bueno, no te culpo. Este mar está lleno de tiburones, hay que andarse con cuidado. En fin, ya sabía que esto iba a pasar, pero esperaba no tener que enseñártelo. Toma, una copia del contrato. ¿También quieres comprobar la firma?

Por mí que no quede. Joder... esto tiene que ser una broma.

Ninguna broma, viejo amigo. Estoy en el negocio de Hollywood y mamo de los gozosos pechos del gran Bob.

Por favor, no hagas que forme esa imagen en mi cabeza. Dime la verdad, lo emborrachaste, ¿no? Bueno, qué más da. Habla.

Perfecto. Como imaginas, Bob quiere entrar en la película. Obviamente no hemos podido leer el guión, pero sabe que hay algún papel para él. Siempre lo hay.

¿Y si esta vez no?

Siempre lo hay. Y si no, se escribe. ¿Qué pasa, no lo quieres en la película? ¿Acaso no quieres ganar dinero? Dios mío, ¿es que te has vuelto comunista?

Que te jodan otra vez. DeNiro siempre significa exigencias. Ese tipo se creyó demasiado lo de Vito Corleone, y a mí nadie me toca los cojones.

Sigue siendo dinero.

Ya tengo dinero. Lo que no necesito es alguien que se crea mi jefe.

Vamos, sabes que su nombre en el cartel merece la pena. Además, esta vez sólo pide una cosa.

¿Qué?

Scorsese tras la cámara.

No jodas.

Pues sí. Hace ya tiempo que no busca un proyecto para volver con Martin. Últimamente sus trabajos no gustan demasiado, sabe que si hace algo con él, triunfará. Y más después del Óscar de Martin por Infiltrados. Piénsalo, puede ser la bomba.

Sí, la bomba atómica. No lo veo posible.

¿Qué? ¿Pero qué dices? Leo, Bob y Martin. El director con sus dos chicos preferidos. Eso rompería taquillas.

Lo que romperán será mi cara si llamo a Martin. No nos llevamos muy bien desde que le pedí que se metiera el guión de Kundum por el culo.

Oh, oh. Pues tienes un problema.

7 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Bueno, bueno, ya nos va saliendo la peli poco a poco, la coisa va bien...

Laura dijo...

No te confíes Duncan...
Scorsese no sé si firmará...

Capitana dijo...

Cuánta pelea, a ver si al final no hay película.

la pequeña candi dijo...

Pues guión hay para una peli...
Un beso!

Beauséant dijo...

pues si es un problema.. es lo que tienen las personas con egos más grandes que sus estaturas, que nunca dan su brazo a torcer :)

Desde Barna con amor dijo...

Espero que firme Scorsese es casi exito seguro. Estamos aquí atentos Auggie.

Saludos eva.

Tumulario dijo...

Nunca se sabe, el productor puede quese rebaje a pedir perdon a Scorsese, o que Bob y Leo le convenzan a que haga la película a pesar del director.
Pero lo cierto es que en esta historia hay un gran guión.