Café, conversación...

Café, conversación...

viernes, 19 de septiembre de 2008

Un Spacey, por favor (la bebida más elegante: el Gin Tonic)


- Ginebra 3/10
- Tonica 6/10
- Zumo de limón 1/10


Llenar un vaso de tubo de hielo (aunque según la región, también se utilizan vasos de fantasía o copas de balón. Esta última me parece una gran opción). Remover hasta enfriar el vaso y vertir el agua resultante. Realizar un twist de limón. Añadir la ginebra, la tónica y el zumo de limón. Decorar con rodaja de limón.

El Gin tonic, es al igual que el cubalibre, uno de los cócteles menos reconocidos como tales, pero famosos como ninguno. Data del siglo XIX y según Sir Winston Churchill "el gin tonic ha salvado más vidas y mentes de gente inglesa que todos los doctores del país". Se comenta que en su receta original, el gin tonic fue un gran remedio contra la malaria. Por desgracia hoy se ningunea esta bebida y se sirve sin ninguna delicadeza.
Cocktail refrescante donde los haya, su toque ácido complace a millones de bebedores alrededor del mundo. Actualmente se suele añadir más ginebra que la indicada en la receta, pero esas fueron las cantidades establecidas originalmente.

8 comentarios:

Duncan de Gross dijo...

Pues nada, este sabadete me pienso tomar un gin tonic, como guiño a tu fantástico y original post. Va por Spacey...

LUIS AMÉZAGA dijo...

Y por no hablar del continente, muy importante para que haga efecto el bálsamo. El plástico totalmente prohibido ;)

Capitana dijo...

Hace mucho que no me tomo uno, que ultimamente echaba de menos al tequila, pero así te entran ganas.

Elena dijo...

Yo no bebo alcohol.... y a veces pienso que si bebiera, un gin tonic sería lo último q probaría... porque la ginebra y la tónica las he probado por separado, y me horrorizan.... aunque quizás el secreto esté en la unión de ambas (con el limón) No sé....
Es la bebida favorita de mi mami ;)
Un beso

Anna dijo...

Yo soy mas de whisky... pero, recuerdo que mi primera borrachera fué con una botella de Larios... jaja bicos!

Lupita dijo...

Los efectos curativos se deben a la quinina que forma parte de la composición de la tónica. El gin tonic está bueno si te gustan las bebidas amargas y es fantástico para las digestiones pesadas (lo típico de una copa después de la comida de empresa, por ejemplo...)
Como curiosidad, la tónica es fluorescente, se ve como brilla en las discotecas con la luz negra...
Saludos

Beauséant dijo...

me ha dado sed !!!!

Irene dijo...

Pues sí, parece ser (según me explicaron en la carrera)que como bien dices el gin-tonic surgió a partir de un remedio natural contra la malaria. Por lo visto en una guerra (y mi conocimiento se queda allí, ya no presté más atención aquél día en clase) les administraban la planta de la cual se obtenía el principio activo -la quinina, que se extrae del árbol de la quina-. Como era tremendamente amarga se dedicaban a hacer más llevadero el "trago" a base de mezclarla con ginebra, que era lo que tenían más a mano.
Al final se popularizó el "cóctel" y comenzó a comercializarse el agua tónica, y hasta nuestros días...
Por cierto, es debido al extracto de quinina por lo cual bajo luz ultravioleta se ve azul, pero eso ya es muy químico...

Me ha gustado el post, y el blog lo iré curioseando.