Café, conversación...

Café, conversación...

martes, 28 de agosto de 2007

Cosas que odio

La gente que no odia nada





Hoy voy a hablar de otra cosa que odio. Me gusta hablar de cosas que odio porque todos odiamos algo. Todos sin excepción. Pero hay una serie de tipejos, de títeres, de caricaturas que pretenden fingir no odiar nada.


Si, todos sabéis a que me refiero. A la típica niña con la sonrisa impresa en su jodida cara bonita. La niña con la ropa de colores alegres, con la voz alegre, con la mirada alegre, incluso con su puto culo alegre a la que todo la parece bien. Que nunca está enfadada. Que cae bien a todo el mundo. Que podría llegar Hitler, explicarla todo lo que le gusta hacer a los judíos y que ella esbozara su sonrisita falsa y un "¡Que interesante! ¡Como mola", con esa voz infantil que tan bien sabe poner.
Creo que ya nos situamos. Todos conocemos alguna de estas criaturas. Hijas de la corrección política, del flower power y de su putísima madre. Que confunden tener una menta abierta con carecer de criterio.



Encima es acojonante ver como en cualquier sitio donde estén, a todo el mundo se les cae la baba. Por que, huelga decir que todas estas chicas tampax tienen un cuerpo escultural. Tal vez con poco pecho pero si un vientre bien moldeado, carita infantil y algún que otro piercing en alguna parte del cuerpo. Porque llevar piercings es "guay". Y no llevarlos "también es guay". Porque todo "mola".
Pero en realidad no os dejéis engañar. No. Tan solo es un papel el que interpretan. Un papel estereotipado que da buen resultado. Y lo peor es que sabe Dios que cojones hay tras esa máscara de "buen rollito". Pero algo hay. Detrás de esa sonrisa falsa, más falsa que el alma de Judas hay una mujer que odia cosas, como todos. Que puede estar pensando "¡Menudo gilipollas" cuando te mira a la cara, pero que nunca lo sabrás.



Y cuando alguien oculta algo, es porque tiene algo que ocultar. Y las cosas que se ocultan suelen ser cosas que es mejor que no se sepan porque son aberrantes. Así que es más que probable que alguna tipeja de estas oculte algo malo, peor que lo que podamos tener cualquiera de nosotros, con nuestras miserias, nuestra mierda y nuestras manías.



Por eso no me fío de nadie que sea tan "alegre". Porque creo que es gente que puede ocultar las más sórdidas facetas de la condición humana tras su velo de optimismo. Puede ser que esté pensando en someterte, seducirte, beberse tu alma y tu esencia para después, cuando se aburra de ti, partirte el corazón y dejarte jodido en la silla de alguna cafetería cualquier domingo de madrugada mientras te lanza su encantadora sonrisa.
Es gente patética a la par que peligrosa.


Por eso, a ellas va dirigida esta entrada. Me gustaría ver como consiguen forzar su imperturbable semblante feliz al acabar de leer esto. Mientras están jodidas por dentro, odiando mucho más de lo que cualquier otro ser humano pueda odiar.

10 comentarios:

Eme dijo...

Es interesante lo que dices, y en parte estoy de acuerdo. Lo que pasa es que odio las generalizaciones indiscutibles...y tú haces unas cuantas.

Aprovecho para aclararte que si no moderé tus comentarios fue, únicamente, porque estaba de vacaciones y no he tenido ocasión de entrar en internet hasta hoy.Como verás, ahí están, donde los dejaste. No tengo ningún problema con las críticas. Ninguno. Si son negativas, pero constructivas, pues..., no nos vamos a engañar, te sabe mal e incluso te da rabia...¡pero de ahí a censurarlas...! Si cuelgo textos no es para que me aplaudan, sino para que quien me lea exprese su opinión. Con todas las consecuencias.

Saluditos.

Fanático dijo...

Antes he leido el titulo de la entrada, sin leer nada más, en un ordenador de mi escuela; he pensao en qué poner que odio yo y, ala, vuelvo a entrar para leerlo..y coincidimos! no lo hubiera dicho mejor! jeje... una tia de ese estilo pasó de mí, y parece q otra así pudo hacerte algo parecido...o me equivoco?jeje

Yo a este tipo de gente, mezcla de popero/a-hippie-flower power-bienqueda, les llamo guays. hay un tio asi en mi carrera que odio con todas mis fuerzas. Carapene le llamo.

Tb odio las generalizaciones, sobre todo las sexistas.

saludos austeros

Fonseca dijo...

¡Carapene! ¡Que bueno! Pues espérate porque ando inspirado últimamente con "cosas que odio" (esta semana hace calor y estoy de mala leche) así que seguramtene vaya posteando.

Carapene... ¡joder, que cosas! ¡A este paquete te invito yo!



Auggie

Óscar Valcárcel dijo...

Joder! Qué buena descarga! Seguro que te has quedado nuevo! Me ha encantado el estilo, voy a ver que me depara el resto del blog.. De momento lo ponemos en la carpeta de favoritos.

Saludos

debolichesycopas dijo...

Muy bueno el Blog, que cosas pasan en un bar no?
cuando puedas envíame algo detu bar favorito

salud2
Tiranizan

debolichesycopas dijo...

Auggie ya estás linkeado

salud2

Tiranizan

maria* dijo...

A veces envidio que puedan sonreír ante todo, cualquier cosa, alegría o desgracia.
Pero suele ser gente frívola, no optimista.

xota suzia dijo...

solo odias a las tias ke son asi d falsas?? los tios falsos t kaen bien o ke? A ver si lo ke odias es a las tias en general porke tu madre t violo d xiko o algo

alia dijo...

Fijáte que yo he pensado lo mismo, xota suzia, yo también odio la falsedad, pero qué casualidad, estanquero, que tú sólo odias la falsedad en las mujeres. Y con qué fúria!!! Si ya lo dice fanático, debe ser que todavía os duele algo. . .

Auggie Wren dijo...

La verdad, confieso que odio a la mayoría de las mujeres. También odio a la mayoría de los hombres.