Café, conversación...

Café, conversación...

martes, 21 de octubre de 2008

Esto lo ve el Papa y se caga en Dios


Y es que ni Dios puede salvarse de esos tiburones llamados abogados o, en el peor de los casos (como éste) políticos. Literalmente. Por lo visto el cielo ya no queda tan lejos como antes, y ahora que ya no soportamos el peso de la cruz alguno pretende pedir la hoja de reclamaciones y quejarse del trato del camarero. Si sólo fuera eso... Pero no. La cosa va más allá. Uno ha intentado saldar cuentas con el Pez Gordo en persona ("dentadura perfecta, olía bien, lo que se dice un tipo con clase", que diría Homer Simpson) y le puso una demanda. Ese uno es Ernie Chambers, senador de Nebraska desde 1970, que demandó al Todopoderoso por haber causado "nefastas catástrofes, que han provocado muerte y destrucción sin misericordia". A ojos de todo el mundo es una gilipollez digna de un borracho (sin querer insultar a los borrachos, ¿eh?), pero, los caminos del Señor y de la justicia (de los hombres) son insondables. Y la protesta fue admitida a trámite el 14 de Septiembre de 2007.

Chambers alega además que ante toda la muerte y destrucción provocada por el demandado, éste no ha mostrado ni compasión ni remordimiento y, dado que su historia pasada demuestra que sus amenazas terroríficas son creíbles, solicitó al juez que lo sometiera a un proceso judicial, no sin antes pedirle que le haga un requerimiento permanente para que cese en sus acciones destructivas y sus amenazas terroríficas. El senador, al no poder localizar al Altísimo en persona, citó en su demanda a varios representantes de diversas religiones, "gentes que reconocen ser agentes del demandado y hablan en su representación".

Pero claro, ya sabemos todos el dicho: "A grandes males, grandes remedios". Porque, aunque un tonto entonta a cientos si le dan lugar y tiempo, no hay tonto al que no se pueda vencer si juegas con sus mismas reglas. Así que, confiando en esa perversión de la justicia que los hombres hemos venido a llamar ley, se han seguido los procesos judiciales pertinentes, y el resultado ha sido, cuando menos, curioso: la demanda ha sido desestimada porque... Dios no tiene dirección. Y por lo tanto, ha sido imposible hacerle entrega de la notificación. Por lo menos, esa ha sido la explicación que se ha dado, aunque en la mente de alguno ya se estará formando la imagen de cuatro angelotes con sus alas y demás parafernalia celestial, armados de lanzas divinas, arpas, puños americanos y bátes de béisbol llevando a Ernie Chambers hasta un agujero en medio del desierto y advirtiéndole de que el encuentro con su jefe podría estar más próximo de lo que el alegre senador imaginaba. En fin, para comer cerillas, sí, pero al menos una sonrisa sí consigue arrancar todo el asunto.




13 comentarios:

la pequeña candi dijo...

Me parece lo más surrealista del mundo, pero tiene gracia... y no sé si decir que el tipo es un tonto o un cachondo ¿puede alguien demandar a Dios en serio sin estás un poquito pa'llá?
En fin, hay de todos en las viñas del señor ¡ja,ja,ja!
Un saludo celestial.

Laura dijo...

Otro argumento que se podría haber dado es el ateismo, si Dios no existe, no existe demandado...
¿Sabes qué pasa? que, aunque tu y yo no nos lo creamos porque necesitamos días de veinticinco horas lo menos para acudir a tanto como llevamos por delante, hay gente que se aburre, si, en serio, se aburre. Este senador no tenía la criatura otra cosa que hacer que perder el tiempo.
En fin, cuando menos divertido, eso si.

Nikaperucita dijo...

A medida que leia me dió por pensar que era una invención, pero... mucho me temo que..¿verdad?
Que fuerte. Que crédulo y creyente y ocioso que era el personaje este no? :)

Duncan de Gross dijo...

Jeje, esto sólo en yanquilandia, en fin, Dios , a mi parecer, en un juicio saldría culpable... Y como dice W.Allen, espero que tenga una buena excusa...

Tumulario dijo...

Lo increible no es que un tipo por mucho que sea senador de EEUU (menuda jungla que hay en las cámaras Norteamericanas) ponga una demanda a Dios (por cierto era a Dios o "a todo dios"),
sino que va un juez y la admite a trámite.

Antoneo Ernandez V. dijo...

casi me sentí ofendido por lo de los borrachos.
por otra parte, tengo un amigo que tiene muchos perros, uno de ellos se llama dios, igual procede. pero ese no es el mas divertido, el mas divertido se llama wisky, son bien amigos ellos.

LUIS AMÉZAGA dijo...

Un tema muy de actualidad, pero nunca hubiera llegado yo a tanto de llamar Dios a Franco :)))

Laura dijo...

Y lo peor no es que pusiera la demanda, sino que le hicieran caso y la admitieran a trámite.
Besos.

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Capitana dijo...

Normal que aceptaran el caso, sino se habría dado a entender que Dios no existe, xD.

Las personas que le estuviesen procesando se tendrían que sentir como unas idiotas, en un juicio de alguien que no existe.

Y es que ya lo dicen, las drogas son muy malas.

La pequeña Lo dijo...

Jo, hubiese sido bueno que hubiese ganado. Imagínate las indemnizaciones... Lo malo de eso es que seguro que todo el papeleo que ha desencadenado la chorrada le ha quitado tiempo a cosas más importantes.

Debería demandar al diablo por no haberme dado lo acordado por mi alma? Tengo q mirarlo, aunque con la huelga..

Desde Barna con amor dijo...

No conocía esta noticia y dando por hecho que es cierta, me parece algo extraordinario.

No estoy de acuerdo con algunos comentarios que piensan que es ridículo o innecesario, a mi me parece una forma de crítica sobre lo absurdo de todo fantástica.
Este senador (doy por echo también que lo hace por conciencia) parece estar diciendo "Estoy enfadado y me siento timado y quiero una compensación por ello" Se gasta el dinero en poner una demanda (impulso excéntrico) y encima un juez la acepta siguiendo el juego y dándole toda la importancia que se merece, porque aquí lo que se cuestiona es algo muy íntimo se esta hablando sobre el cinismo eclesiástico...y en ese sentido si se puede "demandar" a alguien o a algunos al menos moralmente.

Está claro que esta hazaña no tiene "camino hacía el Señor" Pero desde luego es una forma moderna original y costosa (ese ultimo punto es importante) de quejarte y patalear, demuestra que todavía somos capaces de conmovernos y desde luego es desolador saber que no obtendremos respuesta del demandado... nadie nos recompensará.

eva

Lupita dijo...

Ay madre, me parece increíble ¿esto es en serio? No se de que me extraño porque en yankeelandia uno puede encontrarse con situaciones de lo más absurdo pero esto ya es como lo último, gastar tiempo y dinero en semejante estupidez...